sábado, 7 de junio de 2008

Y es que me siento así… tan así, tan… yo.

No sé si con el tiempo, con las experiencias, con la gente, con la vida, pero crecí. Me siento grande, pero sé que puedo ser una niña cuando así lo busque. Aprendí a saber cuando estoy bajoneada, cuando me pasa algo, cuando me siento mal. Aprendí a descubrir el por qué y las razones de mis sentimientos. Ahora me comunico conmigo misma, me entiendo. Me medico, sin hacer alusión a ninguna pastilla, ni jarabe, ni jeringa. Sé cuándo leer cual fragmento, cuándo escuchar cual melodía y cuándo buscar una sonrisa. Pero también sé la sonrisa de quién es la que necesito en cada momento. Aprendí cuándo debo quedarme quieta y cuándo moverme para no morir estancada o anclada al suelo. Sé cuándo callarme y después no herirme. Cuándo buscarme y cuándo encontrarme. También dónde y cómo. Sé cuándo debo intentar de nuevo y cuándo evitarme. Puedo soñar, volar y controlarme, pero también agachar la cabeza, llorar o esconderme. Sé lo que quiero, sé cómo me siento, cuánto quiero y cómo lo quiero. Lo que me hace bien y lo que me hiere despacio y en silencio. Puedo gritar, puedo callar, puedo reír, puedo llorar. Aprendí a tratarme, a manejarme, a moverme y a avanzar. Sé cuándo necesito un abrazo, una voz, una palabra. Me encontré, me creé tal cual me quiero. Me comunico conmigo misma, me entiendo; y eso es lo más importante.

Quizás necesite que me recuerden esto en momentos futuros, pero hoy y desde ya un tiempo así lo siento, así me gusta, y así lo quiero.

Me siento cómoda, libre, feliz y muchas cosas más.

3 comentarios:

Mustapha Ibrahim dijo...

Puede ser un poco aburrido al principio, pero quiero que lo leas, a ver si me podés decir algo a favor:
Enamorarme para una futura desilusión, enojarme para no ver la realidad clara de mi inconveniencia, esconderme para no dar la cara a mi YO VIOLENTO, buscarme para encontrar mi YO FUGITIVO, y muchas cosas más. Según escuché de una persona que no sabía nada "NADIE PODRÍA VIVIR CON UNA PERSONA EXACTAMENTE IGUAL A UNO". El problema es ¿CÓMO VIVIR CON UNO MISMO? (Conmigo mismo, en este caso) Honestamente, no me siento cómodo, porque no sé nada de mí. Y me rompo el mate tratando de conseguir algo de satisfación cuando pienso sobre lo que soy.

Take mee wiz U unt love me forever.

Esther dijo...

Es así, aunque no nos demos cuenta siempre estamos creciendo y no me refiero sólo al crecimiento físico sino, al crecimiento espiritual ¡que es importantísimo! Es lo que nos hace ser de una determinada forma u otra, lo que nos va construyendo y ojalá sea siempre para bien.

Saber encontrarse con uno mismo es mágico. A veces, es necesario detenernos y sabernos escuchar.

Un saludito.

Charlie dijo...

Qué hermosa entrada! Es refrescante y me alegra... Estás creciendo y de manera increíble Vale!