sábado, 21 de junio de 2008

Silencio

“Pero sabía –recalcó la palabra- que algo muy importante acababa de suceder en su vida: no tanto por lo que había visto, sino por el poderoso mensaje que recibió en silencio.”

Libro: Sobre Héroes y Tumbas
Autor: Ernesto Sábato


El silencio… un personaje multifacético.
A veces lo necesitamos, lo buscamos, lo queremos. A veces lo detestamos, queremos que se vaya, nos cansa, nos satura. A veces tan incómodo, a veces nos salva de futuros arrepentimientos. Cosas que quedan sin decir, cuando el silencio prefiere ganar la partida, cosas que deseamos haber dicho. O a veces estamos felices de no haberlas dicho. El silencio es el que se presenta siempre que terminamos una frase, o un tema, o una conversación. Y a veces es de mal augurio, pero a veces lo contrario…
Y es silencio, ese que a veces está a máximo volumen y también puede aturdir.

7 comentarios:

Nicolas dijo...

Yo amo el silencio. En cualquiera de sus formas o significados, siempre me informa algo.

Siempre.

virginia dijo...

el silencio es el mejor sonido del viento, me gusta aunque a veces me aturde demasiado..

besitos valenn!!

Miguel Pazos dijo...

El silencio no se sabe qué es exactamente. Está entre el instrumento que siembra la timidez en una conversación o que es resultado de la timidez.

=Jota= dijo...

siii como frutas con cáscara!!! Mi rareza es más que nada con las verduras crudas (bueno, y la mayonesa, la crema, la salsa golf, los mariscos y alguna otra cosa...)

No te sientas sola, para nada. Somos muchos más que dos

beso

Marcelo dijo...

Silencio, ese amigo que necesito en mis sueños, y que ha sido tan esquivo para mi estas noches...

Miguel (alias Nippur) dijo...

Es tan impresionantemente justo el equilibrio cósmico universal que sin el silencio ese equilibrio simplemente no existiría.

El silencio es una gran carta en nuestras vidas.

Saludos desde Córdoba.

L. dijo...

Y el refugio de muchos idiotas también. Démosle gracias al silencio.