martes, 29 de diciembre de 2009

Kilómetros y tiempo

No son los kilómetros los que nos mantienen lejos, sino las ganas de abrazarte, de sentir el ritmo de tu respiración rozando mi oído, tu cabeza en mi pecho, nuestros dedos entrelazados. Con cada día que pasa falta menos, pero mis deseos son increíblemente mayores y ya no siento que a menos días, menos tiempo. El tiempo ya no tiene sentido, no puedo medir nada con él. Me traiciona, me desorienta, me mata de a poco. Hasta las más pequeñas cantidades me parecen eternas. No hay kilómetro que aleje mi mente de vos, sino las ganas de compartir cada una de mis actividades, pensamientos y palabras sólo con la inmensidad de tu ser. Valdrá la pena la espera, de eso intento convencerme.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

...El tiempo es la llave maestra que aprisiona a la humanidad, quien ha podido salvar distancias con las telecomuncaciones y transportes. Más el tiempo y la distancia no podrán nunca aprisionar las almas, las alas invisibles que vos y yo sentimos con sólo imaginarnos...

vaL dijo...

No hay kilómetros que puedan contra los sentimientos, y extrañar siempre sirve para intensificar el reencuentro :)

Mizar dijo...

El tiempo es cuestión de tiempo, la vida es cuestión de vida,
la vida dura un momento, el tiempo toda la vida