sábado, 12 de diciembre de 2009

Hoy no tengo ganas de titular

Otra noche sin dormir y vos seguís tan lejos.
Afuera la lluvia cae con toda la furia del universo y el vacío en mi pecho duele cada vez más.
Me pregunto si esto terminará, si es posible volver a sonreír.
Te extraño más que nunca y no sé si eso lo podrás entender.

8 comentarios:

Juan Itu dijo...

Si, siempre es posible volver a sonreír... =)

Buen blog!! Saludos!!

Ale dijo...

Venía a escribirte lo mismo que Juan, SIEMPRE se puede volver a hacerlo, y estoy seguro que lo vas a hacer :)

Respecto a tu pregunta, creo que en ciertas cuestiones, no hay respuestas ni explicaciones que sirvan, las cosas que se sienten se entienden sin necesidad de nada más.

No dejes que esa sensación de vacío se vuelva realidad, a veces nos creemos tanto la angustia que la hacemos verdadera. Pero pocas veces lo es.

Un beso Val! me acordé de vos frente al mar =)

Aritah! dijo...

Por más que no se termine, siempre se puede volver a sonreír ;)
Esos dolores en el pecho son los que más nos hacen sufrir =(
Pero gracias a dios siempre tenemos a los amigos y seres queridos que nos apoyan y nos ayudan a salir adelante!

Nicolás dijo...

Uno sólo se tiene a uno mismo

Pame... dijo...

si... va a terminar... ya vas a ver... pero al menos, te dejará mucha, pero mucha tela para cortar!

Esther dijo...

No quiero ser pesimista pero, a veces me pregunto que si ya, entre mis generaciones y las más bajas, existe el amor y que por qué todo tiene que terminar. ES por lo que veo alrededor, las historias... Pero, como te dicen por ahí, siempre se puede volver a sonreír y no necesariamente por amor (si es que existe). Menos mal que hay otras cosas...

Tranquila, a veces, ya nada marcha pero, qué se le va a hacer... Pero, es mejor intentarlo aceptar cuanto antes y ser fuertes. Se cae, el dolor de corazón es inmenso, pero, debemos levantarnos, por nosotr@s, por las personas que nos quieren de verdad. Al menos, que no falte el haberlo intentado. NO digo que lo tuyo vaya mal , necesariamente, pero, esto es lo que me inspiró tu escrito. Ánimo :)

Saluditos.

Anónimo dijo...

Sonreí, tu sonrisa me enseñó a extrañar...

vaL dijo...

A mi me llevó medio año...pero pude volver a sonreir :) Entiendo esas sensaciones porque las viví en carne propia, y el dolor era tan intenso que parecía que poco a poco iba acabando con mi alma.
Vas a volver a sonreír, te lo prometo.