viernes, 25 de julio de 2008

Cartas de futuros esposos

Lo siguiente me llegó por mail. Desconozco el autor. No es nada que pueda llamarse poesía de alto nivel. Hay mucha rima, lo que es divertido, y me dio gracia lo que dice. El final quizás medio subido de tono, pero está bueno. Ahí va:

Carta de un hombre a su futura esposa:
Qué feliz soy amor mío,
pronto estaremos casados,
el desayuno en la cama,
un buen jugo, pan tostado.
Todo listo bien temprano,
saldré yo a la oficina
y tú rápido al mercado,
pues en sólo media hora
debes llegar al trabajo.
Y seguro dejas todo
de primera y arreglado
pues bien sabes que en la noche
me gusta cenar temprano.
Eso sí, nunca te olvides
que yo vuelvo muy cansado.
En la noche, sólo tele
o algún video prestado
Nada de shopping, de cines,
ni de restaurantes caros.
ni de gastar mucha plata,
porque yo vengo agotado.
También sabes que yo como,
sólo comidas caseras.
Yo no soy como la gente
que gusta comer afuera.
¿No te parece, querida
que serán días gloriosos?
Y no olvides que muy pronto
yo seré tu amante esposo.

Respuesta de la futura esposa a su enamorado:
¡Qué sincero eres mi amor,
qué oportunas tus palabras!
Esperas tanto de mí
que me siento intimidada.
No sé hacer huevos revueltos
como tu mamá adorada.
Se me quema el pan tostado,
de cocina... no sé nada.
A mí me gusta dormir
casi toda la mañana,
ir de shopping y hacer compras
con la tarjeta dorada.
Ir a buenos restaurantes,
pasar muy lindas veladas,
y en verano ir a Punta
a pasar la temporada.
Pensalo bien, aún hay tiempo
pues la iglesia no está paga.
Yo devuelvo mi vestido,
y vos tu traje de gala
y publico en el diario
con letra bien destacada:
"hombre joven y buen mozo
está buscando una esclava
pues yo acabo de mandarlo
a la ------ de su hermana".

2 comentarios:

digler dijo...

jajaja pues yo creo que han comenzado con buen pie, digo por la sinceridad

muy bueno de verdad

Esther dijo...

¡Ja,ja,ja! Qué buena respuesta la de ella. Él pide y pide pero ¿no podría hacer el tb algo? Él tb podría por ejemplo traer el desayuno a la cama... ¡Je,je,je! qué apañado él.

Saludines.