miércoles, 28 de septiembre de 2011

No es mucho lo que tengo

No es mucho lo que tengo, yo qué sé,
un pecho amplio donde descansar tu cabeza,
la piel ansiosa de tu abrazo,
varias preguntas,
y algunas sonrisas.

No es mucho lo que tengo, ya lo sé,
pero puedo regalarte alguna luciérnaga,
dejarme ser entre tus palabras,
mirarte reír bajo un árbol,
o impulsarte a volar alto.

No es mucho, sinceramente,
pero tengo algunos besos,
un par de oídos atentos,
un poco de sol
y alguna canción.

4 comentarios:

Fernando dijo...

Cuanta falta hace que haya más gente que tenga es “No es mucho…” Cuanto más tendríamos entre todos.

Hermosas palabras, hermosa forma de inventariar lo más necesario.

ALFONSINA dijo...

No es mucho, es lo justo, lo necesario, lo indispensable! Todos necesitamos de ese "no mucho".

Saluditos! Al!

Finn dijo...

¿Y para ti? ¿Qué tienes para ti?

Dié dijo...

Dejarme ser entre tus palabras