jueves, 7 de octubre de 2010

Calma y deseo

Hoy me siento llena de fuerzas. El corazón se me acelera y la respiración se me entrecorta. Te siento cerca. ¿Vendrás?

Hoy me siento tranquila. Aun sin rumbo, las cosas se encaminan de a poco y se asientan. Puedo verte. ¿Volverás?

Hoy me siento satisfecha. El aire frío llega hasta mis pulmones y mi estómago. Puedo ser enorme como cuando con vos. ¿Estarás?

Hoy me siento feliz. Una palabra genera la más intensa sonrisa y un roce explota lágrimas. Puedo sentirte. ¿Existirás?

6 comentarios:

ALFONSINA dijo...

Esa ansiedad que te quita la respiración y te acelera el pulso. esa misma ansiedad es la que vuelve a la vida más interesante.
Deberíamos vivir esos momentos más seguido.
Saluditos! Al!

Violeta Color dijo...

Faaa que lindo se siente sentirse así!

Y que lindo además, que aún en esa plenitud no todo está respondido, sino que abre a más preguntas.

Abrazo inmenso Valebé.

Coraline dijo...

a veces después de una mala época todo se calma, no sabemos muy bien como... y aunque estemos sumidos en infinita nostalgia parece que por fin podemos respirar otra vez...
es el primer paso :) todo ira bien
:*!

María Beatriz dijo...

Qué bueno sentirse llena de fuerzas, tranquila, satisfecha, feliz...
Con la certeza de que todas esas preguntas serán contestadas con un gran "Sí"...

Que tengas un buen fin de semana!
Un beso
Maribe

fake songwriter dijo...

ahh, la felicidad
qé lindo!!
inhale, sonría, exhale; y entonces... paz interior.
Saludos muchos estimadísima

Fernando dijo...

Todo lo que involucra un sentimiento es verdadero, todo lo que uno cree es real… es lo único verdaderamente real y trascendente. Sin dudas.