martes, 7 de septiembre de 2010

Imploro tregua (fragmento)

Y digo que tengo fuerzas, que voy a seguir peleando. Que voy a amanecer, voy a colocarme la capa y el antifaz y con mi espada en mano voy a salir, dispuesta a lo que venga. A dar mi vida por esta causa. Pero se pierde, se difumina aquella imagen. De verdad, ya no sé si quedan fuerzas. A veces siento que se me han acabado. Pienso que cuando llegue el momento aparecerán de algún lado, y me elevaré de cara al sol a buscarte... pero me siento tan débil, tan débil... que tal vez sólo me deje caer en la calle y apoye mi cabeza sobre el cordón de la vereda. Y olvide mi espada a mi lado, y algún automóvil la aplaste y la deforme. Tengo miedo de no poder sostenerme en pie. Tengo miedo de que mis fuerzas se acaben, de que la paciencia se me pudra, y las ganas se corroan. No quiero, te juro que no quiero... pero ya ni sé. Soy tan débil...

Vení, acercate en silencio... volvé. Dejame que te vea como sos, como eras, como te conocí. No te pongas ninguna máscara ni armadura hoy. Por favor. Quiero pelear por vos, para vos. Nunca contra vos. Si nos atacan tenés lugar bajo mi capa y detrás de mi escudo. Te voy a estar cuidando. No me frunzas el seño, sólo mirame. Dejate ser. Respirá. Yo te cuido. Por favor, no vuelvas a decirlo, no me grites, no tengo fuerza para defenderme. Dale, dejá tu espada a un costado y abrazame. Fuerte. Muy fuerte. Volvé a dejar tu forma en mi pecho. Volvé a decirme qué ves cuando me ves. Volvé a acariciarme el alma. Bueno, secame las lágrimas, pero despacito, que me duelen los ojos; han visto mucha oscuridad. No me preguntes nada. Abrazame mientras mojo tu hombro con lágrimas saladas. No me dejes ir. Nunca me sueltes.

7 comentarios:

albordedelabismo dijo...

Es muy tierno y triste a la vez. Aveces uno quiere luchar y no puede, no puede porque no tiene por quien hacerlo

Santiago Juárez dijo...

Aia. Cuántas veces, Vale... Me tocaste, otra vez. Ayer mismo hablaba de esto con un amigo, incluso hablé de armaduras. Y che: comprendo, aunque no sé cuánto hay de verdad y cuanto de literatura arrebatada, comprendo.

rober dijo...

es lo que siento yo tambien, estoy completamente vencido, vivo en una sociedad que no funciona de acuerdo a los valores que en que me he educado, y estio es sencillamente tragico, pero yo creia que sentia esto a causa de mis fracasos, de mi salud y de mi edad, pero afortunadamente para mi vos tambien por este tunel oscuro en que estoy metido. rober

Sofy M dijo...

No creo que seas tan débil.

Sofy M dijo...

Me gustó la entrada “Puntualidad”, me tenias preocupada! Llegué a pensar que Valebé jamás se enojaba. Quien sea el/la que te haya inspirado, espero que se lo hayas dicho en la cara, si no, no vale! Mean Valebé!!I like that!! jeje! :p

El zorro dijo...

Quisiera ser, tal vez un camino, tal vez tu capa y el material filoso de tu espada contra el viento. Quisiera ser tal vez el molde de tus brazos, de tu pecho, el molde de tu alma. Quisiera ser como soy y que aún lo ames. Quisiera ser tu silencio, como mi silencio se transforma en vos...
Vení, quedate en silencio, no me mojes de lágrimas, sequemos las almas al sol..

Nahuel dijo...

suele interesarme hata el final.