martes, 13 de julio de 2010

Allá voy

Me lanzo completamente, esta vez, en mi búsqueda incansable de un par de ojos que miran hasta el fondo. Que acarician allá, tan lejos, donde termina el punto ciego de mi pupila. Que saben pedir, decir, gritar, reír y llorar. Un par de ojos cuyo color ya ni me importa, pero del tono más puro, fiel y luminoso. Que tenga ese brillo que detona mi sonrisa, que tenga el misterio que me envuelve en una burbuja cristalina, en un túnel de humos de colores.

Entre revoltosos cabellos que cambian de color con el sol y de dirección con el viento voy a rastrear ese par de lucecitas tímidas. Esa pícara mirada que me sonríe escondida, mirándome atenta.

Voy en busca de palabras. A robarlas de alguna boca ajena, a susurrarle al viento lo que hoy me habita. Garabatear, en un cuaderno o en la arena, sin dejar ni un nombre adentro. Quiero escuchar que alguien me llame, descifrar alguna voz entre el silencio. Que me canten entre el tintineo de las hojas de los árboles, enredar cuatro pies en el intento de un baile sobre un suelo irregular.

Voy en busca de imágenes. A robarme algún rostro con frío, envuelto hasta la punta de la nariz entre lanas de colores. Una mirada que me grite, otra que me llame. Encontrar cada imagen y guardarla, tras un lente, una retina o un papel.

Me lanzo de cabeza en el cielo más lleno de estrellas en la noche, y en el sol más poderoso en el día. En la búsqueda del abrazo reconfortante, del descanso en silencio, del reír hasta llorar. Reír hasta estallar. Estallar al unísono mientras brillan los astros sobre dos cuerpos decididos.

7 comentarios:

Alejo dijo...

Siempre se termina llegando si se sabe adonde dirigirse, quizá tarde pero, nada es perfecto no?!
Un abrazo

Mario Albarracín dijo...

Hermoso.

Dr. Delirio dijo...

Muy bueno!
Un abrazo.

bitacora-81 dijo...

Es lindo el silencio que existe en el exterior mientras tus pensamientos tratan de expresarse por medio de palabras intensas que marcan un lapso de tu vida

Jorge Ampuero dijo...

Este tipo de determinación y coraje es lo que me esta faltando últimamente. Te tomo la palabra.

Saludos...

Sol dijo...

Qué lindo! Me gustó..
Pero lo que más me llamó la atención, es que leí en tu descripción un "amo viajar, no sólo el destino, sino el trayecto". Qué suerte es saber que existen otros viajeros como yo que disfrutan tanto el trayecto. Es algo tan hermoso...
Te sigo! Un abrazo grande.

Nano dijo...

GRACIAS VALEBE por comentarme a pesar de mi ausencia, por tus visitas a mi blog durante este período de alejamiento... Ahora que estoy de vacaciones he decidido visitar mis blogs amigos y aquí estoy en el tuyo...
FELIZ DÍA DEL AMIGOOO!
Continúas escribiendo igual de precioso y usando las palabras precisas!
Un fuerte y cálido abrazooo!