sábado, 31 de julio de 2010

Aburriéndome

Debo confesar que a veces, la vida me aburre. Contra mis principios y contra mi experiencia, hace días que estoy aburrida. Tal vez no he buscado demasiado, pero de las actividades que se me presentan, ninguna me entretiene. Lo que leo no me atrapa al punto de consumirme entre las páginas de algún libro. Tampoco me engancho como quisiera con ningún blog. Rondan ideas y palabras sueltas por mi cabeza, pero al sentarme, ya sea frente al teclado, o lapicera en mano, todas se han dispersado, cada una por su lado. Y por más que intente, y que piense, no logro conectar un concepto con otro y la hoja en blanco empieza a ponerme nerviosa. Entonces en uno de esos muchos pestañeos me doy cuenta que estoy aburrida, que no quiero escribir, que no es el momento.

Estoy inquieta, esa es la verdad. Actualizo la página de inicio de Facebook y siempre carga lo mismo. Y cuando hay algo nuevo, no me interesa y es aburrido. Abro YouTube, pero sinceramente, no tengo ganas de ver nada. Una película, pero aparece el segundo personaje y me harté, no estoy para andar recordando nombres e historias ajenas.

Entonces pienso en hablar a alguien. Una merienda con alguna amiga podría ser una interesante forma de pasar la tarde... pero la verdad es que no quiero ver a nadie. Fulanita se la va a pasar hablando de su novio. No me interesa. Menganita va a traerme todos los chismes de gente que ni recuerdo que existe. No quiero enterarme de nada. Pepita va a estar emocionada por que le cuente de mi vida últimamente. No tengo ganas de hablar. Aparte... tampoco tengo nada que contar. Podría invitar a alguna amiga a “mirar el cielo acostadas en el césped”. No creo que a ninguna le suene interesante. Además, ni ganas de moverme de mi casa tengo. Y después de la tercera nube que vea pasar, voy a querer salir corriendo a dar vueltas por donde sea que esté. Eso a ninguna le resulta interesante. Uy, sí que estoy inquieta.

Vuelvo a cualquiera de los dos libros que tengo a medias, vuelvo a mi cuaderno, a la computadora... hasta intento dibujar... pero nada me entretiene más de cinco minutos.

Definitivamente, la vida está un poco aburrida. Siento que necesito algo que me de vuelta, que encienda una chispa. Lo que sea. Quiero que algo me haga pensar, me haga dudar, me haga llorar. Que algo dé un vuelco y cambie mi aburrimiento. Que no me deje dormir, que me carcoma la intriga. Que algo me duela, o que se me escape entre las manos. Que me erice la piel y me tienda el alma el alma al sol. Que la música me revuelque entre dos almohadas, abra mis venas al aire y explote mi pecho. Que mis puños sangren por la presión de mis propias uñas. Que alguien diga mi nombre. Quiero sentir el valor de correr a buscar esa voz. Que algo, lo que sea, me despierte de una vez. Y que sea rápido.

11 comentarios:

Violeta Color dijo...

Pucha! Que fuerte todo.
Que fuerte ese párrafo final, me ha dejado casi sin aliento...
Que necesidad enorme tenemos a veces de que la tierra gire ràpido y nos desestructure, nos desgarre y nos emocione, nos transgreda, nos maree, nos deje sin aire y nos riamos a carcajadas.
La vida está aburrida, es cierto.
Será hora que nosotros mismos la encontremos divertida e interesante?




(yo me acostaría en el cesped...)



Un abrazo fuerte Val

Ailincita dijo...

Al menos tu aburrimiento saco algo muy entretenido para mi. Saber que alguien esta aburrido es inquietante, porque bien o mal uno también tiene una reacción y se ve en una situación similar.
Capaz hay más cosas por hacer que no se ocurrieron todavía.
También espero que sea rápido, lo que tenga que venir.
Lo último me sonó como si necesitarías un compañero, capaz proyecte.

Capaz la página que voy a poner, ya la conozcas o te aburras a abrirla. Pero a mi me gustó, porque me encanta el juego de mesa pictionaty.

http://www.isketch.net/

Un saludo.

bitacora-81 dijo...

Me pasa algo similar, es como si las ideas fueran el humo de un incienso que se esparse por toda la habitación, solo lo hueles pero no lo plasmas pues no sabes que poner!! a veces se me ocurre algo interesante por las mañanas pero cuando enciendo la lap siento que esa idea ya no tiene sentido... a veces pienso que es más divertido ver el movimiento de las nubes pasar que estar presente frente a alguien y a la vez estar en otro plano existencial... yo si te acompañaria a estar tirados en el pasto dejando que el silencio inunde los cuerpos vacios mientras el viento se lleva las ideas...

Saludos!
M

Mariana dijo...

es un feo sentimiento.

después de leer el texto completo, y en particular el último párrafo, pregunto: probaste mirarte en el espejo de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro? creo que te llevarías varias sorpresas. ;) un abrazo

Unk dijo...

Me ha encantado tu blog. Llegué por casualidad y me he quedado a pasar el rato :) Te invito al que yo tengo con mis amigos, un lugar muy agradable también :)
http://porfinyporprincipio.blogspot.com/
Esperamos que te guste :)

Unk Schwartz

albordedelabismo dijo...

Que algo me duela, o que se me escape entre las manos. Que me erice la piel y me tienda el alma el alma al sol. Que la música me revuelque entre dos almohadas, abra mis venas al aire y explote mi pecho. Que mis puños sangren por la presión de mis propias uñas.

Creo que me encantó cada una de las frases mencionadas en ese parráfo. Realmente me he sentido así, aburrida y he querido cada cosa que has mencionado, pero una vez que llega el cielo se ilumina y vuelas... vuelvas alto.

Anónimo dijo...

Busca un nuevo amor!

LuNeRa dijo...

Yo también te entiendo tan casi exactamente. No es que uno no busque alternativas sino que simplemente parece que el mundo se quedara en un sólo plano donde nunca pasa nada. Pero tranquila, el estremecimiento que buscas te encontrará desprevenida y será lo mejor. Tal vez esas pequeñas temporadas de aburrimiento son un poco necesarias para valorar esas sorpresas. Además tienes esa chispa para apreciar la novedad, de conocer y de experimentar, y créeme, conforme van pasando los años, a veces uno lo pierde. Pero cuando te leo por ejemplo, en momentos de tedio como los que describes, justo contribuyes con tu texto a reavivar un poco esa chispa en mi también. Animo, y no dejes de escribir.

Saludos desde México.

ALFONSINA dijo...

Ay vale, me sentí demasiado identíficada esta vez. Me pasa muy seguido entre las cuatro paredes de mi departamento, me pasa de querer salir, ver a alguien, hacer vida social o simplemente hacer algo con el tiempo que pasa volando mientras yo actualizo la página de inicio del facebook. Y sin embargo, faltan ganas de marcar un número, de ver otra cara conocida o de simplemente tener que sonreir y contar sobre mi vida. Faltan ganas de sacarse el pijama que se tiene puesto desde la noche anterior.
Cosas que pasan, y más aún cuando se vive sólo en una ciudad que se siente tan agena.
Un saludito!

Manu dijo...

naaa, no hagas nada, abúrrete un rato, es importante permitirse estar aburrido y hasta estar aburrido de estar aburrido porque solo así se valoran los otros estados de ánimo. No crees?. Un abrazo aburrido.(Aunque un abrazo nunca es aburrido)

rober dijo...

valentina

yo tengo aquello que de dar5ia mil vueltas pero tienes que venir aqui, y desde aqui (spain) salir volando hacia un viñedo en la toscana