viernes, 14 de mayo de 2010

Te guardo conmigo

Te guardo en este rincón de mi corazón, te tengo y te cuido ahí. Será un rincón, pero el más preciado, lleno de luz, de aventuras y nuevas experiencias. El rincón que sufrió, pero tanto disfrutó. Aquel que te reservó ese lugar tan tuyo desde el primer momento que te vi. Porque sin conocerte y ni siquiera saberlo, algo (todo) dentro mío se preparaba para vos y sabía que en algún momento serías parte de mi vida. Gran parte de ella.

Guardo tus manos, creadoras y curadoras. Las que me invitaron a esa primera caricia, las que tuvieron el primer contacto con mi cuerpo diciéndome que ya nada era casual. Tus manos, que junto con las mías pueden más. Podemos mucho más. Esas que hoy al recordar, deseo tocar. Esas que me gusta simplemente contemplar al doblar un papel, al dibujar un rostro, o reposar sobre una mesa. Guardo tus manos en las mías, tus manos en mi espalda, en mi rostro, en mi cuello.

Tu beso todavía reposa en mis labios, los mantiene por ahora vivos. A veces sueño con uno más, uno que reviva tanta pasión, pero sé que con el último te llevo conmigo. Guardo aquel beso que nos despidió. Lo guardo como si fuera tu único recuerdo, el último que sucederá, mas tengo el presentimiento que es recién el primero. Reposa en mis labios, se escabulle entre aquellos pequeños surquitos que seguramente hoy recordarás, y respira con cada palabra que digo, callo o grito.

Desde aquel día ya no susurro. A nadie le digo palabras al oído. Por eso guardo tu último susurro todavía en una curva de mi oreja. Tu respiración entrecortada sigue presente en mi oído junto con todas tus dulces palabras. Aquellas que no he vuelto a escuchar y sólo las puedo recrear en tu voz. Esas palabras que fueron tuyas, que ahora son mías.

No me pidas que te olvide. No quieras que ya no sienta. En silencio yo te guardo, yo te cuido, en cada pedacito de mi cuerpo y de mi alma, porque estoy segura que en algún momento, en otro abrazo, nos vamos a volver a encontrar.

12 comentarios:

Khepri dijo...

Que más agradable que sentir esa seguridad de volverle a encontrar, mientras tanto alimentas de bellos recuerdos el alma.

Mikala dijo...

Si es verdad que algunas promesas no deberían ser hechas, pero las que hago son de verdad. mi madre tiene la posibilidad de tener cáncer, y bueno escribir me hace bien.

Florencia dijo...

"(...) porque estoy segura que en algún momento, en otro abrazo, nos vamos a volver a encontrar"

Que hermoso volver a encontrarnos con esa persona que fue tan especial para nosotros. La vida da tantas vueltas que uno nunca puede prevenir que es lo que pasará mañana..

Preciosas las cosas que escribís.
Te felicito por este espacio tan profundo y tan bonito

Pasaré más seguido...
Un abrazo

Kiri dijo...

Ame tu entrada awwwwww...Cómo olvidar ciertas cosas especiales. Qué lindo y triste :D
saluditos
dtb

Esther dijo...

Increíble blog!!! Realmente estupendo, te propongo visitar también este http://jtmaathai.blogspot.com/ que me ha parecido muy interesante y parece que promete! ^^

Nicolás dijo...

Te guardo en mi corazón

este texto tiene la ternura de los de Poldy Bird.

Besos Vale

pd: te espero el 11 no? quiero conocerte.

Nico

Elly dijo...

Es una lástima que aquella persona se apartase de tu lado, que te sientas obligado de alguna forma a seguir viviendo en su recuerdo, en un recuerdo hermoso y profundo, cariñoso y tierno, pero que ya tan solo forma parte de nuestra desafortunada mente.

Pero sin duda, una suerte haber podido contar con esa persona. Amores que matan nunca mueren. ¿De que sirve vivir si no aprecias el significado de morir por alguien?

Muy bonito blog.

Un saludo.

Soler dijo...

Porque sera, que aunque la persona a la que yo solia dedicarle mis poemas ya no quiere saber nada de mi, le sigo escribiendo? Porque lo sigo extrañando si esa persona a mi ni me reconoce? Porque nos aferramos a los recuerdos?

Mariana dijo...

leo tu texto y leo los comentarios y se percibe olor a pasado, pero yo leo tu escrito con sabor a presente.

capaz que no entendí nada. no sé. pero me gusta la idea de pensar en ese encuentro en otro abrazo como una cadena transpersonal(?), jaja. aunque no sea la misma persona y el amor tampoco vaya a ser el mismo, el efecto de sentido que puede sumar un abrazo en otros brazos puede asemejarse a sensación de encuentro que se busca.

no sé, es una explicación (ir)racional para protegernos del sentimiento de pérdida. sólo eso.

Trini dijo...

Nunca sabremos si el esperar "volver a encontrarnos" es una forma de aferrarse al pasado más que estar expectantes a lo que pase en el futuro y por lo tanto avanzar...

y siempre es triste cuando algo se termina y esperamos volver a encontrarnos...

es triste... hasta que lo escribimos y podemos hacerlo realidad en nuestro espacio y propio tiempo.


Un beso desde Buenos Aires.
Te invito a que pases por mi tiempo y epacio.... mi blog!

Trini

Alfonsina.. dijo...

envidio tu seguridad de volverlo a encontrar!, envidio esas esperanzas, dulces esperanzas.

Valebé dijo...

Era presente cuando lo escribí. Era así. Era eso. Precisamente eso. Supongo que por tan autobiográfico no lo había publicado en ese momento. Como sucede con mucho de lo que escribo, después que pasó un tiempo de escrito, recién me animo a mostrarlo. Desde aquella vez, nos hemos vuelto a encontrar. Y muchas veces más. :)