sábado, 22 de mayo de 2010

Necesidad

Ph: Valebé

Quiero esto, quiero lo otro. Me gustaría que hicieses esto, me encantaría que aquello sea así. Quiero, deseo, anhelo.

Necesito.

Necesito se viste de otro color. A veces confundido o exagerando se lo hace aparecer cuando no es necesario: cuando con un quiero o un deseo basta. Se lo malgasta. Necesitar es depender de aquello. Es desear hasta el desgarro. Es anhelar con toda la inmensidad (o pequeñez) del ser. Es depositar toda la fe y esperanza. Librarnos a las manos de lo que pueda salvarnos, de quien pueda movernos hasta lo más alto.

Y ella lo sentía, yo sé que lo anhelaba, que la desgarraba. El brillo en sus ojos, el temblor de sus manos, y su boca que no tragaba saliva, la delataban. Su mirada perdida tras la ventanilla del colectivo, intentando ser tragada directamente por su campera y su bufanda negra, me gritaba con desesperación.

«Necesito tu compañía» escribía ella. Tan simple, tan profundo, y tan real. Con esas tres palabras se mostraba íntegra, se dejaba caer mientras abría una ventana en un pequeño rinconcito de su alma.

«Necesito tu compañía» tecleaban sus dedos, gritaba su cuerpo, imploraba su alma.

12 comentarios:

Mariana dijo...

Una rosa asociada a la "necesidad" entendida como dependencia solo me conduce a El principito. Y un día se fue a otro mundo y vio que su rosa era igual a todas las otras. Cuántas lágrimas.

Necesitar está, para mí, más allá y más acá del deseo... en un no lugar... los deseos son elecciones, las necesidades son imperativos sobre la persona... su no obtención lleva al desgarro... y qué feos son los desgarros del alma... y qué feo necesitar y no anirmarse a expresarlo y desgarrarse en una mirada de súplica que apenas termina siendo palabra comunicada a través de un teclado. Me abruma la idea.

Y yo termino pensando qué necesito, lo que siempre necesité: necesito alguien que me cuente historias.

Qué bonita historia Valebé, mirá todo lo que me hiciste escribir y pensar.

BF dijo...

como será que con un "te necesito" entregamos todo nuestro ser ..

Flor dijo...

El principito volvió justamente porque su rosa era diferente a todas las demas...la necesitaba.

Lost Soul dijo...

La necesidad hace latir nuestros corazones, sino porq continuamos en este mundo, buscando siempre conseguir cosas, necesito amor, cariño, felicidad...una actitud puramnte egoista propia del ser humano, pero es algo q nos hace especiales..;)

koveri dijo...

Leerte me ha hecho reflexionar sobre lo que me ha pasado en la última semana y llegar a la conclusión de que lo necesito, lo deseo hasta el desgarro...
Es triste aceptarlo pero más triste es sentir que ese vacío será realmente difícil de llenar.
Una preciosa entrada, felicidades!

Aspìdeviper dijo...

Hola, Valebe, la necesidad me llega tan distinta al deseo, me llega tan próxima a los asuntos vitales, a aquellos de los que no podríamos prescindir, que dirigido a una persona, que el decir "te necesito o necesito estar contigo" se acerca mucho a la angustia por la ausencia, al miedo si no está, casi a la obligación de satisfacer un déficit, una adicción y así en el amor más sublimado. "Te necesito", qué hermosa expresión para dos que verdaderamente se aman.

Gracias por su blog, Vale, quiero que sepa que vengo y la leo aunque casi nunca dejé constancia de ello.

Hada Solitaria dijo...

Hermosa composición...que tengas un lindo domingo...!!

Nicolás dijo...

Cada vez escribís mejor.

Días de luna, noches de soles dijo...

Solo tres palabras...pero te puede llevar una vida entera pronunciarlas...

Valebé dijo...

Qué lindo que te sueltes así Marian, Marianetta... sí, creo que sería Marianetta. Me encanta que escriban a partir de lo que yo escribo :)

El Principito es y será siempre mi primer y más grande amor.

Gracias Aspìdeviper por comentar, de vez en cuando. Me gusta saber que andan por ahí :)

Nico, realmente me llena de orgullo lo que me decís.

Mandingá dijo...

como gostaria de te conhecer.
Abraço do BRasil.
HUberth Allan

Combinación Perfecta* dijo...

que hermoso texto. Que increible como tres palabras pueden llegar tan dentro de ti. Todos necesitamos de algunos cuantos, aquellos que hacen mucho mas linda nuestra existencia.

Me ha encantado :)