sábado, 27 de marzo de 2010

Falta ortográfica

A veces me considero un poco maniática de la ortografía, es cierto, y también me lo han dicho. Hoy vengo a expresar lo mucho que me molesta que una ciudad no le de importancia a esto; que el gobierno deje pasar errores de ortografía o incoherencias.

Se rediseñaron los carteles de las calles con el fin de que los ciudadanos nos instruyamos, que Chacabuco no sea solo una calle que vayuno* por qué se llama así, sino que al menos, por su cartel, sepamos que existió una Batalla de Chacabuco. Pero cuando nos topamos con un cartel azul que dice Crisóstomo sin tilde, o un San Juan al que le sobra una tilde, ahí ya no nos sirve. Entonces me quejo por los enormes gastos que se hicieron en el rediseño y la instalación de los nuevos carteles, aún con errores ortográficos. Y que no se le de importancia. Y que nadie revise estos asuntos. Y volver a lo mismo...

*Vayuno: expresión coloquial que resume “vaya uno a saber”.

8 comentarios:

Mariana dijo...

recuerdo alguna vez en algún barrio porteño un haber leído un BorJes y preguntarme si se trataría de alguien desconocido.
y qué me contás de cuando en Yerba Buena cambiaron los carteles con los nombres de las calles y estuvieron un par de meses vacíos... esperando a que la imaginación del transeúnte eligiera su propia aventura y luego, cuando por fin estuvieron escritos, casi que ni por casualidad figura la altura a la que estás y un@ se vuelve chicat@ buscando la numeración en las casas. En fin. Bronca.

Algo de eso escribí alguna vez: http://retratosuobsesion.blogspot.com/2008/10/de-dnde-venimos-por-dnde-nos-movemos.html

Sofy M dijo...

Es importante lo que escribiste en esta entrada ¡Te hago una sugerencia! Trata de publicarlo en "Cartas al director" del diario "La Gaceta". Haría un mejor aporte a la sociedad tucumana desde ese lugar y, vayuno, tal vez llegue a la persona idónea, la que pueda llevar a cabo esas simples reformas. Saludos Vale.

Fernando dijo...

Completamente de acuerdo! Y lo digo desde mi lugar de adicto a toda clase de descuidos, incluyendo los ortográficos, razón por la cual me cuesta un par de revisiones cada redacción… y así todo… a veces…

Primero el respeto al idioma, después el respeto a la institución y a la imagen de un gobierno, y por último pero no menos importante, el respeto al ciudadano. Creo que no es mucho pedir, para nada.

Valèrie dijo...

Si somos maniáticas, somos dos. ¡Odio los errores de ortografía! Mi escritura no es impecable, pero cada error que cometo trato de corregirlo.

Nano dijo...

Hola! Valebé bueno tienes mucha pero mucha razón... yo he visto carteles que tienen un diseño fantástico y maravilloso dignos de ocupar un espacio en la "Gran Manzana" pero que carecen de tildes o de mayúsculas... Tamaña contradicción con lo que nos enseñan en la escuela... Es una pena... puesto que recuerdo que cuando aprendí a leer me encantaba salir a la calle y leer los carteles indicadores, las publicidades, etc... Seguro que muchos compartían o comparten este pasatiempo... La cartelería (y también la folletería) al margen de su función informativa o comercial cumplen con una función educativa también... Da bronca!!
Encima que es estado financie ese tipo de cuestiones... inerva mucho más jejejej
Te entiendo... y no sos una obsesiva de la ortografía... sino alguien coherente que se da cuenta de esa incongruencia grande como una casa que muchos pasamos o dejamos pasar por alto...
Un feurte y cálido abrazo!!

Descongelando Sonrisas dijo...

jaja! que suerte que no moriste por culpa de mi blog, flor d ejuicio que se me iba a armar!
Si, cuando elegía los temas de la nueva lista sabia que causaria mas de una emocion en lxs lectorxs que entraran a mi blog...queria compartir las sensaciones que a mi me preduce esa música.
Me alegra saber que lo logre en una persona!

V dijo...

Tienes toda la razón... justo de donde se aprende, está muy mal.

Elvira dijo...

CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP CLAP
(standing ovation to Vale :)
La verdad es que tenés toda la razón. Es espantoso ver lo que le están haciendo a nuestro idioma, es enfermante que la gente no se dé cuenta, que se le reste importancia...
Yo también ví los carteles de las calles (Creeme cuando te digo que en la esquina de la casa de mi mamá está la "Republica de España" - CHAN! --- así, sin acento y encima con otra forma de gobierno!).
Así y todo, al ver tu reflexión sobre el tema y al saber que no somos pocos a los que nos preocupa la cosa, me reconforta un poco... supongo que al cabo del tiempo quedaremos sólo unos cuantos aferrados a la buena ortografía... mientras no nos pase lo de Fahrenheit 451...
It's always so nice to visit your blog! Thank you for sharing! :)