domingo, 21 de febrero de 2010

Paralelismo


Tenía un cuaderno nuevo en mis manos y una historia que estaba a punto de ser escrita. Me pregunté qué podría llegar a contener una vez llenas esas páginas. Me pregunté cuánto podrían llegar a durar éstas. En ese momento no encontré respuesta, sino sólo un impulso. Destapé la lapicera, la coloqué entre mis dedos y la detuve a milímetros del papel. La sostuve en el aire unos segundos. Levitó sobre aquellos renglones (sí, mi cuaderno venía con renglones) en figuras irregulares. Se detuvo (la detuve) y la coloqué al lado del cuaderno. Era tan simple apoyar su punta sobre aquella superficie... tan simple que cualquiera lo hace... pero yo estaba siendo víctima de lo que decidí llamar “angustia de la primera página”. ¿No lo sienten también? Sabía que quería escribir o garabatear algo, pero no sabía exactamente qué. No sabía por dónde empezar, ni si era el momento adecuado. Estaba segura que no faltaba mucho para el primer trazo sobre esas páginas. Estaba segura que escribiría en él. Moría de ganas de hacerlo, pero estaba siendo víctima de la duda y la angustia. Nunca me había gustado del todo respetar los renglones, pero aún así, lo hacía. Este cuaderno venía con renglones pero desde que lo vi estaba segura que no serían todos respetados. Antes de lo planeado, presa de un impulso, víctima del placer de escribir sobre la primera página, apoyé la lapicera sobre el papel y empecé a escupir letras que se acomodaban solas, y no todas sobre aquellas líneas paralelas. Sigo escribiendo en éste, mi cuaderno, y entre tantas historias, puntos, comas y renglones respetados o no, todavía quedan muchas páginas en blanco.

4 comentarios:

Valèrie dijo...

Vos también me parecés una persona realmente interesante Vale! espero que algún día nos podamos conocer. No, no espero...¡lo sé! Y punto.

Conozo ese síndrome (?) de la angustia de la primera página...creo que es solo cuestión de esperar el momento indicado (que siempre llega cuando hay algo que se nos escapa del alma y necesitamos plasmarlo en letras) y después...dejarlo ser, dejarse llevar...simplemente eso. Tal como vos lo sabés hacer muy bien.

Me alegro que hayas escuchando al disco de Jónsi & Alex gracias a mí ^^ Y con respecto al límite de descargas con Rapidshare o Megaupload...¡no te hagas problema! porque solo tenés que esperar 70 min aproximadamente con Megaupload y después podés seguir bajando! y con Rapidshare es igual...solo tenés que esperar unos minutos y después yo siempre pude seguir descargando :) Probá de bajar algo ahora y después decime...porque la verdad es que no sabía que existía algún tipo de límite más allá de eso. ¡Espero que no porque si no no sé que voy a hacer!

Y yo tampoco conozco Europa :( lamentablemente es un sueño que sueño todos los días...pero que espero alguna vez hacer realidad. Por eso cada vez que hablo de Europa hablo de reminiscencias...¿nunca te pasó que extrañabas algo que no conocías? Bueno, es algo así.

Un abrazo bien fuerte!

Sofy M dijo...

Que simbolico este post!Pareciera que el cuaderno sos vos, o alguna nueva etapa en tu vida,y no importa la angustia de las primeras paginas porque, "todavía quedan muchas páginas en blanco".Besos Vale.

Valebé dijo...

Eso mismo Sofy, eso mismo!

Mariana dijo...

qué lindo momento. cuando eso pasa, yo por lo general empiezo agarrándome de lo que me está más cerca... algo así como "lo que tengo entre manos es una pluma con un cartucho de tinta negra que no sé manejar. ahora estoy escribiendo sobre un cuaderno..." y en algún punto, la tinta suele alzar vuelo y llevarme más allá.

que el azar y la voluntad la acompañen en su nueva etapa señorita.