jueves, 3 de enero de 2008

Soledad

Muy a menudo necesito estar sola. Necesito mi tiempo. Pensar en mí, en mi vida, en lo que soy, en lo que quiero ser. Alimentar mi alma, cuidar mi espíritu, fortalecerme, sacarme a pasear por los rincones de mi mente.
Muy a menudo busco la soledad. La necesito. Quiero mis tiempos, mi paz, mi mundo. Ese mundo en el que sólo yo estoy, en el único que tiene sentido todo lo que digo, en el que realmente vivo.
Muy a menudo necesito estar sola.

Soy una persona muy solitaria. Admiro la soledad. Me encanta.
Por ahora, es todo lo que tengo para decir. Quizás más adelante profundice sobre este concepto.

1 comentario:

Fachu dijo...

Un consejo: a veces es bueno alimentar la soledad con un poco de naturaleza. Yo estoy aprovechando ahora, antes de irme a esa "jungla de acero" donde voy a tener que buscar refugio en algo más.
Un paseo por la plaza, por la costa o por un bosque, es ideal para descubrirse y entenderse a uno mismo. Digamos que es otro tipo de soledad ;)