sábado, 17 de abril de 2010

He aprendido

He aprendido que una caricia puede enamorar, un abrazo revivir y sólo un beso generar incendios. Que una mirada mira, grita, llora, ríe y desnuda. Que para el verdadero encuentro de las almas puede bastar con una de ellas.

He aprendido a decir y a gritar. También a callar. No todo nos contaminará por dentro. Y sólo debemos elegir lo que nos haga felices.

He aprendido a tolerar, y cuando no, que exista una buena razón. Hacerlo en silencio y sin herir.

He aprendido a escuchar selectivamente. Cuando empiezan a caer cuchillos (aunque no tengan filo) cierro las puertas de mi mente y nada puede penetrarme.

He aprendido a dar. He dado sin esperar recompensa. Muchas veces la hubo, y cuando no, supe entender. He sabido recibir, guardar y cuidar la confianza, un secreto, sentimientos y hasta parte de un alma.

He aprendido a tratar a otros, a demostrar mi afecto. A entender.

He aprendido a luchar por lo que quiero. A hacerlo si realmente es eso lo que busco.

He aprendido a esperar. A vivir y disfrutar lo que tengo mientras espero lo que anhelo.

He aprendido a elegir y a librarme al viento. A extender mis brazos.

He aprendido a correr a toda velocidad y a caminar lentamente.

He aprendido cuáles son las cosas que realmente importan, y cuáles pueden dejarse al costado del camino por un tiempo. He aprendido de prioridades.

He aprendido a mirar, a decir, a sentir. A no avergonzarme de mi llanto. A dejarlo ser, porque fortalece.

He aprendido la importancia de una sonrisa, la perfección de una caricia, el paraíso en una mirada.

He aprendido que las respuestas están siempre dentro de mí. Que a veces necesitan tiempo para aparecer, pero siempre las formulo yo.

He aprendido que puedo controlar mi mente. Que yo elijo cómo vivir, cómo sentir. He aprendido a controlar mis deseos, mi humor, mis palabras y hasta mi sueño. Mas no mis sentimientos. También he aprendido que el cuerpo es uno solo. Y merece nuestro cuidado.

He aprendido que las etiquetas, catalogaciones o títulos son en vano, y nunca logro encontrar los correctos. Que la energía invisible existe. He aprendido a discernir quién me hace bien y quién me debilita. Que nada es para siempre y nadie del todo imprescindible. Que solos, algunas veces duele. Que acompañados, todo es más fácil, amplio y hermoso. Que lo eterno no se ve ni se entiende. Que en lo terreno también hay plenitud del alma.

He aprendido qué es lo que me llena el alma y he aprendido a crecer, aun manteniéndome joven. Con mucho, muchísimo todavía por aprender, hoy sigo a paso firme.

He aprendido y he desaprendido muchas lecciones, pero he aprendido a ser, de a poco, lo que quiero (y siempre quise) ser.

17 comentarios:

Natalia Astúa Castillo (Natalia Astuácas) dijo...

Excelentes aprendizajes y eso te lo dicta la vida cierto, no un libro, no hay manuales.
Un abrazo fuerte.
Cuidate mucho.
Besos, magia y luz.
:)

adeu dijo...

Para iniciar mi dia, me hace muy bien. es como vitaminas a mi ser, jeje leerte es como comerme una fruta por la mañana, aportas mucho a mi vida, mas de lo que tu mente pueda imaginar... en el camino de la vida toca aprender todos los dias.

un abrazo

Juan Carlos Capanegra dijo...

linda entrada...

saludos desde México...

duenda_descalza dijo...

Jejeje me gusto; mientras leía hacia un catastro mental de lo que yo he aprendido; nos cuesta aprender a veces.

Saludosªª

nubela dijo...

...esa cosa de aprender siempre deja con ganas de buscar y buscar que mas aprender.

Me gusto eso del abrazo, recorde lo que deja un verdadero abrazo mientras escuchas un voz al oido

wow!

saludos!

Flo.Ra dijo...

La vida está creada para aprender.
No todos tienen la capacidad de observar lo que realmente está ante sus ojos.

Date un paseo por mi blog..

Mariana dijo...

salud por ud y sus aprendizajes.

yo aprendo y desaprendo y vuelvo a aprender y miro en otros. con aprendizajes más o menos parecidos a los suyos -algunos demás, otros de menos- pero supongo que se trata de mantenerse en la línea de la voluntad que agita el conocimiento de lo que sea y como sea.

salud por ud, decía.

le dijeron eso de los 40 días de bonanza tras la celebración del natalicio? espero sepa disfrutarlos.

Soler dijo...

Aprender... A mi parecer... Ese es el proposito de vivir... (bueno es uno de los propositos) Aprender, ser feliz, hacer feliz, amar, y ser amado.

(:

P.D. Que linda la foto!!^^

Nano dijo...

HOLA! Veo que has aprendido mucho a lo largo de tu vida... creo que la vida es un camino para aprender cosas y desaprender algunas otras, creo que no tenemos que perder esa fabulosa posibilidad de aprender aunque sea de las situaciones más nimias, aunque sea de las más alegres o dolorosas, todas nos dejan una enseñanza muy valiosa... Yo también creo que hay energía que nos une, que nos aleja, que hace que los contactos humanos sean diferentes... Me gustó mucho cada palabra que has usado, me parece la justa...
Seguimos en contacto querida amiga virtual...
Un fuerte y cálido abrazo!!

El Diván dijo...

hermosa entrada, podría tomarla de referencia. Sería una excelente folosifía de vida...

Polzic dijo...

Muy buen blog! Te invito a visitar el mío!

www.legosargentina.blogspot.com

Muchas gracias!

Tambien estamos en Facebook, hacete fan de Legos Argentina

alvaro Locx dijo...

Que lindas tus palabras.

Nahuel Alonso dijo...

ah ps genial en verdad. Me gustó.
Hasta pronto
Ya saludos..

Soler dijo...

Señorita!! Le tengo una sorpresa en mi blog!!

http://sol-soler.blogspot.com/

^^

ViKi dijo...

wow Vale! Qué hermoso cómo expresás un paso más en el camino de crecer. Comparto lo que pensás y sigo deleitándome con tus fotos.

Un abrazo!

LuNeRa dijo...

Tan pequeña y aprendiendo lo que muchos a nuestros casi 30 seguimos en entender... Muy bien por ti =).

PD: Muy lindo blog que no dudé en seguir. Saludos desde México =).

CAL dijo...

Qué refrescante leerte nuevamente, Vale. Sos un universo sensible, un caleidoscopio multiplicado, y un torbellino de energía en un caminar tranquilo, en una sonrisa siempre extendida. Qué fortuna haberlo visto pronto después de conocerte! :)