viernes, 9 de abril de 2010

Buscando un refugio

Tengo frío, un enredo en la garganta y otro en el estómago, me tiembla el cuerpo y no tengo quién me abrace o me calme. No sé dónde ir a buscar respuestas ni dónde refugiarme. Tal vez espero demasiado. Debo saber que no va a llegar, no por ahora. Busco y quiero algo que me calme, sin saber muy bien qué. No sé pedirlo y sigue sin llegar. Tal vez ese no sea mi refugio ahora.

Escrito en enero, y no sé por qué lo encontré y quise publicarlo.

9 comentarios:

Leticia Hernández dijo...

Me encanta este blog...las palabras hablan solas, y tus palabras son interesantes, y las fotos increibles, mucha suerte! :D

Esther dijo...

Siempre queremos respuestas, un por qué y no siempre lo conseguimos :( Pero, hay que intentar seguir, siempre.

Saluditos.

eltauromquico dijo...

Un ron caliente con clavo de olor y canela te dejara aliviada y apenas me desocupe paso por allá, besos.

Sofy M dijo...

Tal vez lo publicaste porque todavia no sabes bien lo que queres.

Mariana dijo...

Iba a decir algo parecido a lo que dijo Sofy, pero no tanto.

"No sé pedirlo y sigue sin llegar", una linda reformulación del clásico "no sé lo que quiero, pero lo quiero ya!", pero engaña. me da la sensación de que sí sabés lo que querés, solo que no encontraste las palabras, o el momento, o volviste a vacilar.

salud.

Nicolás dijo...

Siempre que encuentro alguna cosa vieja, me vuelve esa sensación de angustia del momento en que lo escribía. Y me acuerdo ala perfección todo.
Siempre.

Seudónima dijo...

me tiembla el cuerpo y no tengo quién me abrace o me calme. No sé dónde ir a buscar respuestas ni dónde refugiarme. Parece que me hubieras leído la mente. Un beso

Scarleth dijo...

si... así es exactamente como me siento...

a veces me asusto cuando te leo.

adeu dijo...

asi nos sentimos a veces... pero despues de esas sensacones, llega la calma y un cielo lleno de arcoiris. no lo pidas, llegara en su momento.

saludos