miércoles, 3 de noviembre de 2010

Aprendiendo a sentirte

Te siento aquí. Y es tan simple como eso. Te siento a cada paso que doy, en cada sonrisa que dibujo, en cada minuto que desemboca en vos. Ojalá desembocaran en tu boca... Hoy sólo puedo sentirte, a la distancia. Y lo hago. Creeme que estás acá mismo. Siento tu mirada de reojo siempre desde algún rincón cercano. Siento que me observás, entonces me relajo y sonrío. Es a vos a quien sonrío porque sé que en alguna paloma de tu plaza, o tero de mi casa, esa sonrisa viaja. Tal vez en alguna peatonal transitada de caras largas, alguien te cruza y te sonríe. Esa... esa soy yo. Y sé que a tantos kilómetros de distancia, ya aprendiste a encontrarme. Te sonrío en la viejita de la mano arrugada. En el señor del bastón blanco que sube al colectivo sin pedir ayuda. En la nena de ojos verdes que tiene la cara llena de helado de frutilla. Y sé que me encontrás porque después yo te encuentro en la melodía que todavía no conocés, en las palabras que me están creando y no te imaginás de qué forma. Te siento respirar sobre mi hombro. Un par de ojos suspendidos entre tanta multitud me dejan completamente segura de que estás, de que no te fuiste del todo. Que vas a volver. Y que no será en vano tanta espera.

9 comentarios:

Zoe dijo...

Ocurre que me sentí muy identificada, justo tengo en el horno cosas de esperas y búsquedas...y me están faltando las palabras...Por ahí las tuyas hacen de empujón!

Que lindo!

saludos!

Hormiguita viajera... dijo...

Y te veo y me desespero por mostrarte todo, porque veas con mis ojos esas calles, esos edificios tan altos que encierran del sol, paro tmb, las sonrisas, las canciones, los olores, los sabores... Que todo el tiempo mires al mismo horizonte que miro desde aquí...

torta que se desconoce dijo...

Que lindo!!!
Me has abierto los ojos de pensar de otro modo. con esto de los amores a distancia.

Saludos!!

ALFONSINA dijo...

Que lindo!. Es un poco lo que me pasa al tener una relación a distancias. Aprendés a reconocer ese amor en todas las cosas lindas que te pasan y tal como decís terminás sonriendo sola, pero sonriéndole a él. Y no te sentís sola.
Hermoso.

Saluditos ! Al!

Ser dijo...

Hermoso, no logra la distancia separar dos almas.
Te dije que escribis muy bien?, gracias por la buena honda a mi blog, te sigo leyendo, son hermosas tus palabras...
Ser.

nadie dijo...

bello

Doux.deliré dijo...

Es lindo cuando fuera de todo, queda la esperanza, cuando a mil kilometros de distancia sigue vivo algo dentro de uno. Muy lindo!

Saludos cordiales.

Vueling dijo...

Hermosas palabras cargadas de sentimientos. Gracias plenas por compartirlo

Dié dijo...

"Te sonrío en la viejita de la mano arrugada. En el señor del bastón blanco que sube al colectivo sin pedir ayuda. En la nena de ojos verdes que tiene la cara llena de helado de frutilla. Y sé que me encontrás porque después yo te encuentro en la melodía que todavía no conocés, en las palabras que me están creando y no te imaginás de qué forma"

Te encuentro en los detalles. Qué lindo mensaje! Y que bien escribís Vale, no conocía esta faceta tuya, me estoy sorprendiendo, y creeme que para bien!