domingo, 20 de septiembre de 2009

Silencio otra vez

Busco palabras. Las busco, y logro encontrarlas. Pero las callo. Me callo. Debo hacerlo. Pero ellas están acá y son sólo tuyas. Para cuando quieras venir a buscarlas. Pero hasta entonces sólo te ofrezco silencio. Atención silenciosa. Comprensión silenciosa. Apoyo silencioso. Un corazón agitado, un alma con alas, pero una boca callada.

6 comentarios:

Sofy M dijo...

El saber callar es una virtud,pero callar el alma no.Besos.

Ale dijo...

A veces el silencio es más cercano que un montón de palabras. Pero no dejes que ese silencio calle tu corazón.

India dijo...

maldito silencio que me agarra a contramano

Anónimo dijo...

....no hables nada..si las palabras no son mas dulces que el silencio....

coy dijo...

saber callar es de personas sabias...por lo q a muchos les cuesta eso..y a veces me incluyo... pero no hay nada mas armonioso que escuchar el silencio ante tantos ruidos que provocan los distintos acontecimientos en nuestras vidas...

titin dijo...

"Yo que crecí dentro de un árbol
tendría mucho que decir,
pero aprendí tanto silencio
que tengo mucho que callar
y eso se conoce creciendo
sin otro goce que crecer,
sin más pasión que la substancia,
sin más acción que la inocencia,
y por dentro el tiempo dorado
hasta que la altura lo llama
para convertirlo en naranja."