viernes, 25 de septiembre de 2009

3am

Tres de la mañana,
un celular sin crédito,
la misma canción suena por quinta vez
y las más intensas ganas de abrazarte.

Tu aroma flotando,
entre sábanas desordenadas,
oídos ansiosos
y sed en mis labios.

Manos inquietas,
respiración cansada,
envoltorios de chocolate vacíos
y caricias rebalsando.

4 comentarios:

gabycoy! dijo...

buee..tal vez podrias cargarlo al celu..asi no te cansa la misma músiquitaa..jejeje!!..me gusto amigaa...la verdad q me seguis sorprendiendoo!!

chuc dijo...

una madrugada fructífera.

Lucía dijo...

Por las noches la soledad
desespera-espera....

Me gusta como escribis.
Besitos

Amarguetas/ Adrian Z. dijo...

El chocolate a media noche es insuperable.