lunes, 28 de junio de 2010

Séraphine

Cuando estoy muy triste, voy al campo
y toco los árboles, les hablo a los pájaros...
y la tristeza pasa.

Tx: Séraphine Louis, Séraphine | Ph: google.com | Edición: Valebé

8 comentarios:

Srta Quitapesares dijo...

Me asome como decis y lei en tu perfil la literatura que seleccionas como favorita, (sólo por curiosidad) teníamos algunos libros en común, entre a tu blog y me gustó leerte.
Tambien soy amante de la literatura, como muchos en el mundo del blogspot.
Empiezo hace poco con mi page por el sólo hecho de expresarme más alla de en una hoja blanca en mi casa.
Saludos.

Cuando estoy muy triste, voy al campo en mi auto miro los arboles, hablo conmigo misma y la tristeza pasa..

Mariana dijo...

vos también viste esa película?
no te pareció rarísima? al borde del ridículo por momentos? de lo absurdo y de la locura total por otros? finalmente cuando la terminé me quedé con el genial misticismo espiritual que nunca nunca creo que vaya a alcanzar :)

koveri dijo...

Yo voy a ver el mar y muchas veces termino llorando... pero al regresar a casa estoy nueva!
Es una liberación poder huir de la realidad un ratito y volver a ella con la energía que un momento atrás no tenía.

Valebé dijo...

Muchas gracias Coloradicta, mi único mérito: decidir publicar la frase que más me gustó de la película. :)

Srta Quitapesares, ya anduve dejándole saludos por su domicilio cibernético.

Mariana, sí, la vi. Y me pareció rara... pero... no llegué a pensar lo del borde del ridículo... me gustó muchísimo, sobre todo el tratamiento de los estados de ánimo, de la locura y la pasión de la protagonista... eso fue realmente atrapante y llenador.

Koveri, ese tipo de ligares o rincones en el mundo, como me gusta llamarle, tienen ese no-sé-qué que nos transforman. Me ha pasado con el mar también.

Freckles dijo...

Que lindo lugar es tu blog. Llegue acausa de los click...

Besos! :)

Violeta Color dijo...

Me has dejado gratamente sonriente y sorprendida.
Eso del texto de los bolsillos...no lo esperaba! Ha sido demasiado...
Es como si fúera cómplice de sus risas, aun sin estar presente.

Un abrazo inmenso!

Nicolás dijo...

Una de mis películas favoritas. Cuando la vi no podía dejar de pensar en toda esa belleza que muestra. ¿No?

Aquí estaba en algunos cines, poquitos por ciertos... y bueno, será lo que bueno es difícil de conseguir.

besos :)

Melima dijo...

yo me voy a la montaña y hago lo mismo
la nturaleza sana :)

besos a colores :)