lunes, 20 de octubre de 2008

De habilidades genéticas e inútiles

Hay gente útil para algunas cosas… otros para otras…

Hay gente que no sabe silbar de ninguna de las formas… qué curioso, seguramente servirán para otras particularidades. Yo sé silbar del método normal diríamos, y además estirándome el labio inferior con los dedos y aspirando aire con fuerza. Metiéndome dos dedos en la boca, no puedo. De esta última forma nunca pude.


Puedo enrollar la lengua dándole forma de U, puedo girarla para un lado y para el otro, pero no puedo hacer “la ola” ni “la flor” con ella.

Tengo dedos nudosos, largos, y hasta varias veces catalogados de deformes… y eso me da otras cualidades! Puedo doblar todos los dedos en el hueso más chiquito y de más arriba, es decir del último nudillo de cada dedo. Además mi pulgar, al hacer la seña de “OK” o “todo bien”, puede doblarse hacia atrás y adquiere un ángulo de 90º.


Puedo juntar dedo índice y mayor y separarlos del anular unido al meñique con toda facilidad y sin tener que pensarlo. No sé si es cualidad de mis manos, o de algún rincón de mi cerebro.


Puedo cruzar la calle masticando chicle. Bueno, eso creo que no es tan especial.

A veces juego al tenis masticando chicle y siempre quedo con una duda: ¿lo mastico mientras voy corriendo o pegándole a una pelota? Nunca puedo saber la respuesta porque cuando digo “ahora me voy a fijar bien” empiezo a correr tras la pelota y me concentro en eso, y no en el chicle. Entonces no sé si mientras me concentro en el deporte, el chicle simplemente queda inmóvil en mi boca, o si sigo masticándolo.


Algo que no puedo es leer o escribir mientras escucho música. Me desconcentra, estoy pendiente de una o de otra y nunca da buenos resultados y necesito mucho más tiempo y esfuerzo.


Puedo atarme los cordones de las zapatillas con los ojos cerrados.


Pero hay algo que no puedo y me vuelve loca porque nunca supe de alguien más que no pueda, y es retener el dentífrico y la espuma que se genera en mi boca mientras me lavo los dientes, precisamente, dentro de ella. Nunca puedo, nunca, siempre se me cae de la boca. Obviamente no soy de esas personas que caminan por la casa cepillándose los dientes, porque, lógicamente, dejaría todo el suelo de la casa blanco. Pero bueno, lo hago sobre la piletita del baño y no ensucio nada, claro… pero siempre me intrigó poder tener ese superpoder de mantener el dentífrico dentro de mi boca y que sólo caiga de ella cuando yo lo desee.


No me quejo, en lugar de esa habilidad, tengo otras habilidades genéticas e inútiles, pero que llaman la atención tanto como para que nos pasemos varias horas de nuestras vidas comparándonos con otras personas para ver quién puede hacer una cosa y quién no. Y hasta cuando las poseemos nos sentimos más importantes. No nos sirven de nada, admítanlo. Pero aún así, ¿quién no se comparó con alguien en estas habilidades o habló de estas cosas? Miren, yo hasta lo estoy escribiendo.

6 comentarios:

Der Unbekannt dijo...

Una de las persona sque conozco no puede guiñar un ojo, pero gracias a eso hace reir a mucha gente que sí puede. Podés mover las orejas? O el cuero cabelludo? Porque yo sí, jeje. O levantar una ceja, yo no.... Te veo!!!

Vale Becker dijo...

Jaja! Sí, puedo guiñar ambos ojos, y puedo levantar mucho una ceja. Pero una sola. Y no puedo ni mover las orejas ni el cuero cabelludo.
Gracias por aportar a más habilidades genéticas e inútiles! :)

VITALIA dijo...

Yo tengo los dedos tan flexibles y largos que se doblan enteros, ademas solo doblo la parte de arriba de cada dedo. Tambien los codos jaja.
Es algo tan simple pero vos escribiste sobre eso. Me encanta.
besos

digler dijo...

jaja vaya no sabia que existian tantos talentos ocultos.no tengo problema en leer o escribir mientras escucho musica.coincido contigo en lo de la flexibilidad de los dedos,aunque nunca pude hacer lo de la lengua enrollada

una vez en casa probamos quienes podia hacer cuales o tales cosas y quienes no, y vaya que descubrimos muchas rarezas escondidas

Cvas dijo...

Yo puedo escribir con la derecha y con la izquierda, tambien puedo hacer goles con los dos pies, que raro
pero es inutil, por que no siempre juego tambien es algo inutil poder escribir con las dos manos, por que no se puede hacerlo los dos a la vez
aparte no se ha visto un concurso donde se trate de escribir con la derecha ni con la izquierda, hey el tema esta padre, me facina leer de sus habilidades, o lo que pueden hacer con los dedos, suerte con todas nuestras habilidades jeje :)

-Anna- dijo...

Me gustó mucho tu blog vale.

Curiosamente es la primera vez que me doy cuenta que no puedo torcer la lengua para la derecha, el cerebro tiene sus rarezas jeje.

Un gustazo conocer un poco de tus escritos. Volveré en algún momento a visitarte.

Mis saludos para vos.